Veterinarios

Qué Hacen

Los veterinarios se encargan de la salud de los animales. Diagnostican, tratan o investigan las condiciones médicas y las enfermedades de los animales domésticos, ganado y animales en los zoológicos, hipódromos y laboratorios.
 
veterinariosResponsabilidades. Los veterinarios generalmente realizan lo siguiente:
 
  • Examinan a los animales para diagnosticar sus problemas de salud
  • Tratan y curan las heridas
  • Realizan cirugías en los animales
  • Realizan análisis y vacunan contra las enfermedades
  • Operan equipos médicos como los aparatos de rayos X
  • Asesoran a los dueños de los animales sobre el cuidado general, condiciones médicas y tratamientos
  • Recetan medicamentos
  • Practican la eutanasia a los animales
 
Los veterinarios que ejercen en clínicas privadas tratan las lesiones y enfermedades de los animales domésticos y de granja con una gran variedad de equipos médicos, incluidos los instrumentos quirúrgicos y los aparatos de rayos X. Tratan a los animales de manera similar a lo que un médico haría al tratar a los humanos.
 
Los siguientes son los tipos más comunes de veterinarios:
 
Los veterinarios de animales de compañía tratan a las mascotas y generalmente trabajan en clínicas privadas. De acuerdo con la Asociación Americana de Medicina Veterinaria [American Veterinary Medical Association (AVMA)], el 77 por ciento de los veterinarios que trabaja en la práctica clínica privada tratan a los animales domésticos. Lo más frecuente es el cuidado de perros y gatos, aunque también suelen tratar a otros animales, como aves, hurones y conejos. Estos veterinarios diagnostican los problemas de salud de los animales, consultan con los propietarios de los animales, y llevan a cabo procedimientos médicos, tales como vacunar y estabilizar fracturas.
 
Los veterinarios de equinos trabajan con caballos. Alrededor del 6 por ciento de los veterinarios de prácticas privadas se encargan de los caballos.
 
Los veterinarios de animales para el consumo trabajan con animales de granja como cerdos, vacas y ovejas. Alrededor del 8 por ciento de los veterinarios de prácticas privadas se encargan de los animales para el consumo. Pasan la mayor parte de su tiempo en granjas y fincas tratando enfermedades y lesiones, analizando y vacunándolos contra las enfermedades. También pueden aconsejar a los propietarios o gerentes acerca de su alimentación, hábitat y prácticas de salud en general.
 
Los veterinarios dedicados a la seguridad e inspección alimenticia inspeccionan la salubridad del ganado y de los productos animales y hacen cumplir las regulaciones gubernamentales de seguridad alimentaria. Pueden inspeccionar la hacienda, controlando a los animales para detectar si tienen E. coli y otras enfermedades transmisibles. Comprueban la pureza y el saneamiento de los alimentos mediante la inspección de los productos alimenticios, animales vivos y cadavéricos, plantas de procesamiento y mataderos. Otros pueden trabajar en las fronteras del país en materia de seguridad alimentaria y sanitaria, garantizando el abastecimiento alimenticio abundante y seguro.
 
Los veterinarios de investigación trabajan en laboratorios, realizando investigaciones clínicas sobre problemas de salud humana y animal. Estos veterinarios pueden realizar análisis en los animales para identificar los efectos de las terapias farmacológicas, o pueden poner a prueba nuevas técnicas quirúrgicas. También pueden investigar la manera de prevenir, controlar o eliminar las enfermedades y dolencias transmitidas por los alimentos y los animales.
 
Algunos veterinarios dictan clases en colegios de estudios superiores y universidades.
 

Ambiente Laboral

Los veterinarios ocuparon aproximadamente 61,400 puestos de trabajo en el 2010, el 81 por ciento de los cuales fueron empleados en el sector de servicios de veterinaria. Otros ocupaban cargos en colegios de estudios superiores o universidades en la industria privada, tales como en laboratorios de investigación o médicos, o en el gobierno federal, estatal o local. Alrededor del 9 por ciento eran trabajadores independientes.
 
Aunque la mayoría de los veterinarios trabaja en clínicas privadas, otros viajan hasta las granjas, trabajan al aire libre o en laboratorios.
 
Los veterinarios que tratan a los caballos o animales de consumo deben conmutar entre sus consultorios y las granjas o fincas. Trabajan al aire libre en todo tipo de clima y pueden tener que realizar cirugías, a menudo en condiciones insalubres.
 
Los veterinarios que trabajan en la seguridad e inspección alimentaria deben viajar a las granjas, mataderos y plantas procesadoras de alimentos.
 
Los veterinarios que llevan a cabo trabajos de investigación, principalmente en consultorios y laboratorios, pasan mucho tiempo tratando con las personas más que con los animales.
 
El trabajo de los veterinarios a veces puede resultar emocionalmente estresante, ya que tratan con animales enfermos y con sus ansiosos propietarios. Además, el lugar de trabajo puede ser ruidoso, ya que los animales se quejan cuando están enfermos o cuando son manipulados.
 
Al trabajar con animales asustados o doloridos, los veterinarios se arriesgan a ser mordidos, pateados o arañados.
 
Horarios de Trabajo. Los veterinarios suelen trabajar muchas horas. Algunos trabajan por las noches o los fines de semana, y pueden tener que responder a emergencias fuera del horario de trabajo programado. Aproximadamente 1 de cada 4 trabajó más de 50 horas a la semana en el 2010.
 

Cómo Hacerse Uno

Los veterinarios deben contar con un título de Doctor en Medicina Veterinaria y una licencia del estado.
 
Educación. Los veterinarios deben completar un Doctorado en Medicina Veterinaria (D.V.M. o V.M.D., por sus siglas en inglés) en una universidad acreditada de medicina veterinaria. En este momento existen 28 universidades con programas acreditados. El programa de medicina veterinaria generalmente dura 4 años e incluye componentes áulicos, de laboratorio y clínicos.
 
Aunque no es obligatorio, la mayoría de los aspirantes a la escuela de veterinaria poseen una licenciatura. Las facultades de medicina veterinaria suelen exigir que los solicitantes hayan tomado muchas clases de ciencias, incluyendo biología, química, anatomía, fisiología, zoología, microbiología y ciencias pecuarias. Algunos programas también requieren cursos de matemáticas, humanidades o ciencias sociales.
 
La admisión a los programas de veterinaria es competitiva, y menos de la mitad de todos los solicitantes fueron aceptados en el año 2010.
 
En los programas de medicina veterinaria, los estudiantes toman cursos sobre la fisiología y anatomía normal del animal, así como la prevención de enfermedades, diagnóstico y tratamiento. La mayoría de los programas incluyen 3 años de trabajo áulico, de laboratorio y clínico. Los estudiantes suelen pasar el último año del programa de 4 años haciendo rotaciones clínicas en un hospital o centro médico veterinario. Cada vez más, en las escuelas de veterinaria actuales, los cursos también incluyen gestión empresarial y clases de desarrollo profesional en general para ayudar a los nuevos veterinarios la forma de conducir sus prácticas de manera eficaz.
 
Capacitación. A pesar de que los graduados de un programa de veterinaria pueden comenzar a practicar una vez que reciben sus licencias, muchos veterinarios continúan con su educación y formación. Algunos veterinarios recién graduados ingresan a los programas de pasantías de 1 año para adquirir experiencia. Las prácticas pueden ser una valiosa experiencia para los veterinarios que solicitan puestos competitivos o cargos con mejores remuneraciones o en la preparación para un programa de certificación.
 
Experiencia Laboral. Al decidir a quién admitir, algunas escuelas de medicina veterinaria consideran en gran medida la experiencia. La experiencia formal, como el trabajo con veterinarios o científicos en las clínicas, la agroindustria, la investigación, o algún área de las ciencias de la salud, resulta particularmente ventajoso. La experiencia menos formal, como el trabajo con animales en una granja, en un establo, o en un refugio de animales, también puede resultar útil.
 

Cualidades Importantes (Perfil del Estudiante)

Compasión. Los veterinarios deben ser compasivos cuando trabajan con los animales y sus dueños. Deben tratar a los animales con amabilidad y ser sensibles al tratar con los propietarios de los animales enfermos.
 
Habilidades para tomar decisiones. Los veterinarios deben decidir sobre el método correcto para el tratamiento de las lesiones y enfermedades de los animales. El hecho de tener que decidir entre la eutanasia y el tratamiento de un animal enfermo, por ejemplo, puede ser muy difícil.
 
Habilidades interpersonales. Los veterinarios deben poseer sólidas capacidades de comunicación, ya que las necesitarán para explicar a los dueños de los animales las opciones de los tratamientos y para dar instrucciones a su personal.
 
Habilidades gerenciales. La capacidad de gestión es importante para los veterinarios que están a cargo de dirigir clínicas privadas o laboratorios. En estos lugares, son los responsables de proporcionar dirección, delegar trabajos y supervisar las operaciones diarias.
 
Destreza manual. Resulta importante para los veterinarios la destreza con sus manos, ya que deben controlar sus movimientos manuales y ser precisos en los tratamientos de las lesiones y al realizar las cirugías.
 
Habilidades para resolver problemas. Los veterinarios necesitan fuertes habilidades de resolución de problemas, ya que deben averiguar la causa que aqueja a los animales. Aquellos que ponen a prueba a los animales para determinar los efectos de terapias con fármacos también necesitan excelentes habilidades diagnósticas.
 

Perspectivas Laborales

Se proyecta que el empleo de los veterinarios aumentará un 36 por ciento entre 2010 y 2020, mucho más rápido que el promedio de todas las ocupaciones.
 
La necesidad de veterinarios se incrementará para mantener al día las demandas de una población de mascotas en crecimiento. Muchas personas consideran a sus mascotas como parte de su familia y están más dispuestos a pagar por cuidados para sus mascotas que los dueños en el pasado. Además, la medicina veterinaria ha avanzado considerablemente, y muchos de los servicios veterinarios que ofrecen en la actualidad son comparables con los cuidados de la salud para los seres humanos, incluidos los tratamientos contra el cáncer y los trasplantes renales.
 
También habrá un crecimiento del empleo en los ámbitos relacionados con la seguridad alimentaria y animal, el control de enfermedades y la salud pública. A medida que la población crezca, se necesitarán a más veterinarios para inspeccionar el suministro de alimentos y garantizar la salud animal y humana.
 
Oportunidades de Empleo. En general se espera que las oportunidades de empleo para los veterinarios graduados sean buenas. Aunque la medicina veterinaria está creciendo rápidamente, sólo existen 28 programas acreditados de veterinaria en los estados Unidos, los cuales producen una cantidad limitada de egresados, alrededor de 2,500 por año. Sin embargo, la mayoría de los graduados de veterinaria se sienten atraídos por el cuidado de animales de compañía, por lo que las oportunidades de trabajo en ese campo serán menores que en otras áreas.
 
Las oportunidades en la práctica de animales grandes, salud pública y gobierno deberían ser las mejores. Aunque los trabajos en el cuidado de los animales de granja no estén creciendo tan rápido como aquellos de los animales de compañía, las oportunidades serán mejores, porque existe una menor cantidad de veterinarios que compiten por el trabajo con animales de gran tamaño. También habrá excelentes oportunidades de empleo para los veterinarios del gobierno en materia de seguridad alimentaria, sanidad animal y salud pública.
 

Salario

La mediana salarial anual de los veterinarios en USA fue $82,040 en mayo 2010.
 
Cita de la Fuente:
Oficina de Estadísticas Laborales, U.S. Department of Labor, Occupational Outlook Handbook en Español (OOH), Edición 2012-13, Veterinarios, en Internet http://www.bls.gov/es/ooh/healthcare/veterinarians.htm (visitado 11\16\2014).