Medicina

De que trata esta carrera o profesión

La licenciatura en Medicina, perteneciente al área de las ciencias experimentales y de la salud, tiene una duración de seis a siete años.

La Medicina es la ciencia que se adentra en el diagnóstico y tratamiento de enfermedades, así como su prevención y rehabilitación. Los estudios de Medicina facilitan al alumno el aprendizaje de los fundamentos teóricos y conceptuales de la Ciencia Médica y la adquisición de la experiencia y capacitación clínica suficientes para poder poner en práctica estos conocimientos.

Se trata de una carrera que, en la mayoría de los casos, se estudia por vocación personal. Buena muestra de ello es que, a pesar de tener la duración mínima más larga estipulada oficialmente, una altísima nota de acceso y una tremenda dificultad, sigue acogiendo en sus aulas a cientos de alumnos ilusionados por poder ayudar a un enfermo a recuperar su bienestar.

A los licenciados en Medicina se les pide dedicar un año más, como mínimo, al estudio de un examen de acceso a la especialización que es conocido popularmente como Médico Internista Residente y que en estos momentos es la única vía posible para que puedan ejercer su profesión. Normalmente, para poder a cualquier especialidad no basta con aprobar el examen, también hay que sacar una buena nota. Cursar una especialidad supone cuatro o cinco años más de estudio. La mayoría de estas especialidades se cursan en Clínicas y Hospitales, aunque no todas requieren de formación hospitalaria.

Entre las especialidades que sí requieren formación hospitalaria se encuentran: Alergia, Análisis Clínicos, Anatomía Patológica, Anestesiología y Reanimación, Angiología y Cirugía Vascular, Aparato Digestivo, Bioquímica Clínica, Cardiología, Cirugía (del Aparato digestivo, Cardiovascular, General, Maxilofacial, Pediátrica, Torácica, Plástica y Reparadora), Dermatología Médico-Quirúrgica y Venereología, Electro radiología, Endocrinología y Nutrición, Estomatología, Farmacología Clínica, Geriatría, Hematología, Hidrología, Inmunología, Medicina Especial, Medicina Comunitaria, Medicina Intensiva, Medicina Interna, Medicina Nuclear, Microbiología y Parasitología, Nefrología, Neumología, Neurocirugía, Neurofisiología Clínica, Neurología, Obstetricia y Ginecología, Oftalmología, Oncología, Otorrinolaringología, Pediatría, Psiquiatría, Radiodiagnóstico, Radioterapia, Rehabilitación, reumatología, Traumatología, Urología.

Las especialidades que no requieren Formación Hospitalaria son: Estomatología, Hidrología, Medicina Espacial, Medicina de la Educación Física y el Deporte, Medicina legal y Forense, Medicina del Trabajo, Medicina Familiar y Comunitaria, Medicina Preventiva y Salud Pública.

Qué perfil deben tener estos estudiantes

La medicina es la más vocacional de las carreras. Estos estudiantes sienten inquietud por la sanidad, por ayudar a los demás, pero especialmente por establecer unas causas, descubrir síntomas, poner un remedio y obtener la recuperación del doliente. Suelen ser observadores, intrigados por el funcionamiento y las reacciones del cuerpo humano. Especialmente en esta etapa, su mayor satisfacción es poder intervenir en la mejora de la salud. Gustan de la investigación para encontrar reacciones positivas a disfunciones o malformaciones. Tienen voluntad de hierro, tanto en el desarrollo de la carrera como en su profesión.

Qué perspectivas pueden tener estos profesionales

El Médico Especialista recibe una formación de postgrado, tras superar unas pruebas que los convierten en Médicos Internos Residentes. Durante este tiempo se cursa una especialidad en régimen de tutelado, con atribuciones y responsabilidades progresivas. La especialización puede dar lugar a un trabajo en la Seguridad Social (hospitales, ambulatorios, etc.), o bien en clínicas privadas.

La Administración oferta un gran número de puestos de trabajo a los Licenciados en Medicina, que les conducirán al campo de la sanidad, la docencia o la investigación.

El estudiante de medicina debe informarse del grado de saturación de las distintas especialidades. En los últimos años han proliferado los médicos con una formación complementaria en gestión de empresas, tendente a la dirección de hospitales o clínicas privadas.

Las funciones que usualmente desempeñan

Las funciones serán las propias de la especialidad. Además, los médicos pueden ejercer cargos directivos en diferentes empresas relacionadas con la sanidad o en hospitales, clínicas o centros de salud. Pueden ejercer como asesores o preparadores especializados de deportistas.

Los sectores donde labora

El área sanitaria; hospitales, ambulatorios, centros de salud, clínicas privadas, servicios de rehabilitación, geriátricos, cuadros médicos de empresas privadas, laboratorios de farmacia. Otras posibilidades muy usuales son la docencia, investigación y cooperación al desarrollo.