Patólogos del Habla y el Lenguaje

Qué Hacen

Los patólogos del habla y el lenguaje, a veces llamados terapeutas del habla, evalúan, diagnostican, tratan y ayudan a prevenir los trastornos de comunicación y deglución en los pacientes. Los trastornos del habla, lenguaje y deglución resultan de una gran variedad de causas, tales como accidentes cerebrovasculares, lesiones cerebrales, pérdidas de la audición, retrasos del desarrollo, paladares hendidos, parálisis cerebrales o problemas emocionales.
 
Responsabilidades. Al diagnosticar a los pacientes, los patólogos del habla y el lenguaje suelen hacer lo siguiente:
 
  • Se comunican con los pacientes para evaluar sus niveles de dificultad de expresión o lenguaje
  • Determinan la magnitud de los problemas de comunicación al hacer que el paciente complete tareas de vocalización y lectura básica o realice pruebas estandarizadas
  • Identifican las opciones de los tratamientos
  • Crean y llevan a cabo planes de tratamientos individualizados
 
Al tratar a los pacientes, los patólogos del habla y el lenguaje suelen hacer lo siguiente:
 
  • Enseñan a los pacientes cómo modular los sonidos y mejorar sus voces
  • Les enseñan los métodos alternativos de comunicación, como el lenguaje de señas, a los pacientes con escasa o nula capacidad del habla
  • Trabajan con los pacientes para aumentar su capacidad para leer y escribir correctamente
  • Trabajan con los pacientes para desarrollar y fortalecer los músculos utilizados para deglutir
  • Asesoran a los pacientes y a las familias sobre cómo lidiar con los trastornos de la comunicación
 
Los patólogos del habla y el lenguaje trabajan con los pacientes que tienen problemas con el habla, como la imposibilidad de hablar, o hablar con dificultad, o con trastornos en el ritmo y en la fluidez, como la tartamudez. Pueden trabajar con personas incapaces de comprender el lenguaje o con pacientes con trastornos en la voz, como el tono inadecuado o la voz áspera.
 
Los patólogos del habla y el lenguaje también tienen que realizar varias tareas administrativas, incluyendo el mantenimiento de buenos registros. Graban las primeras evaluaciones y diagnósticos de sus pacientes, el progreso del tratamiento, cualquier cambio en los planes de los tratamientos o condiciones de los pacientes y, finalmente, la evaluación final cuando los pacientes finalizan los tratamientos.
 
Algunos patólogos del habla y el lenguaje se especializan en trabajar con grupos etarios específicos, como niños o ancianos. Otros se centran en los programas de tratamiento para los problemas de deglución o de comunicación específicos, tales como los derivados de accidentes cerebrovasculares o paladares hendidos.
 
En los centros médicos, los patólogos del habla y el lenguaje trabajan con médicos, trabajadores sociales, psicólogos y otros terapeutas. Para obtener más información, consulte los perfiles de los médicos y cirujanos, trabajadores sociales y psicólogos. En las escuelas, trabajan con los maestros, educadores especiales, otro personal escolar y padres de familia para desarrollar y llevar a cabo los programas individuales o grupales, proporcionan asesoramiento y apoyan las actividades en el aula.
 

Ambiente Laboral

Los patólogos del habla y el lenguaje ocuparon aproximadamente 123,200 empleos en 2010. Casi la mitad de los patólogos del habla y el lenguaje trabaja en escuelas. La mayoría de los otros trabajó en centros de cuidados de la salud. Algunos trabajan en los hogares de los pacientes.
 
Los siguientes sectores emplearon la mayor cantidad de patólogos del habla y el lenguaje en el año 2010:
 
Escuelas primarias y secundarias; estatales, locales y privadas                 44%
Consultorios de audiólogos y de terapistas físicos, ocupacionales y del habla 15
Hospitales; estatales, locales y privados          13
Centros de atención de enfermería        4
Servicios para el cuidado de la salud en el hogar          3
 
Horarios de Trabajo. La mayoría de los patólogos del habla y el lenguaje trabaja a tiempo completo. Aquellos que trabajan en una base contractual pueden pasar mucho tiempo trasladándose entre las instalaciones.
 

Cómo hacerse uno

Los patólogos del habla y el lenguaje suelen necesitar por lo menos una maestría. Deben contar con una licencia en la mayoría de los estados; los requisitos varían según el estado.
 
Educación. El nivel educativo estándar para que los patólogos del habla y el lenguaje es una maestría. Aunque los programas de maestría no especifican una determinada especialidad de pregrado para la admisión, exigen ciertos cursos antes de ingresar en el programa. Los cursos requeridos varían según la institución. Los programas de posgrado suelen incluir cursos en los trastornos del habla específicos de la edad, métodos alternativos de comunicación y trastornos de la deglución. Estos programas también incluyen la práctica clínica supervisada, además del cursado.
 
El Consejo de Acreditación Académica [Council on Academic Accreditation (CAA)], que forma parte de la Asociación Americana del Habla, Lenguaje y Audición [American Speech-Language-Hearing Association (ASLHA)], acredita los programas educativos en patología del habla y el lenguaje. En el 2010, CAA acreditó 253 programas acreditados de maestría en patología del habla y el lenguaje.
 

Cualidades Importantes (Perfil del Estudiante)

Compasión. Los patólogos del habla y el lenguaje trabajan con personas que a menudo se sienten frustradas por sus dificultades. Los patólogos del habla y el lenguaje deben ser capaces de apoyar emocionalmente a pacientes y familiares exigentes.
 
Habilidades de pensamiento crítico. Los patólogos del habla y el lenguaje deben ser capaces de ajustar sus planes de tratamiento según sea necesario, buscando las formas alternativas para ayudar a sus pacientes.
 
Detallista. El trabajo de los patólogos del habla y el lenguaje requiere una intensa concentración para escuchar lo que los pacientes son capaces de decir, y para ayudarles a mejorar su forma de hablar.
 
Habilidades para escuchar. Los patólogos del habla y el lenguaje deben escuchar los síntomas y los problemas del paciente para decidir sobre un curso de tratamiento.
 
Paciencia. Los patólogos del habla y el lenguaje pueden trabajar con gente que necesita más tiempo y atención.
 
Habilidades discursivas. Los patólogos del habla y el lenguaje necesitan comunicar los resultados de las pruebas, diagnósticos y tratamientos propuestos de una manera en que los pacientes y sus familias puedan comprender.
 

Perspectivas Laborales

Se proyecta que el empleo de los patólogos del habla y el lenguaje aumentará un 23 por ciento entre 2010 y 2020, más rápido que el promedio de todas las ocupaciones.
 
A medida que la generación del baby-boom envejezca, habrá más casos de problemas de salud que causen trastornos del habla o el lenguaje, tales como los accidentes cerebrovasculares y pérdidas de audición. Se espera que estos aumentos se agreguen a una serie de trastornos en el habla y lenguaje en la población que necesitarán más patólogos del lenguaje para sus tratamientos.
 
La mayor conciencia sobre los trastornos del habla y el lenguaje, tales como la tartamudez en los niños más pequeños también debería conducir a una mayor demanda de patólogos del lenguaje que se especialicen en el tratamiento de ese grupo de edad.
 
Además, los avances médicos están mejorando la tasa de supervivencia de los bebés prematuros y de las víctimas de traumas y accidentes cerebrovasculares, muchos de los cuales necesitan la ayuda de los patólogos del habla y el lenguaje.
 

Salario

La mediana salarial anual de los patólogos del habla y el lenguaje en USA fue $66,920 en mayo 2010.
 
Cita de la Fuente:
Oficina de Estadísticas Laborales, U.S. Department of Labor, Occupational Outlook Handbook en Español (OOH), Edición 2012-13, Patólogos del Habla y el Lenguaje, en Internet http://www.bls.gov/es/ooh/healthcare/speech-language-pathologists.htm (visitado 11\19\2014).