Jueces, Mediadores y Oficiales de Audiencia

Qué Hacen

Los jueces, mediadores y oficiales de audiencia aplican la ley en casos judiciales y supervisan el proceso legal en los tribunales. También resuelven disputas administrativas y facilitan las negociaciones entre las partes opositoras.
 
Responsabilidades. Los jueces, mediadores y oficiales de audiencia generalmente se ocupan de lo siguiente:
 
  • Investigar asuntos legales
  • Leer y evaluar la información en documentos, como mociones, reclamaciones, o registros
  • Presidir las audiencias y escuchar o leer los argumentos de las partes
  • Determinar si la información presentada justifica los cargos, reclamos o disputas
  • Decidir si el procedimiento se está llevando a cabo según las normas y leyes
  • Analizar, investigar y aplicar las leyes, normas o precedentes para llegar a decisiones, conclusiones o acuerdos
  • Escribir opiniones, decisiones o instrucciones sobre el caso, la reclamación o la disputa
 
Los jueces generalmente presiden los juicios o audiencias de casos sobre casi todos los aspectos de la sociedad, desde infracciones de tránsito hasta asuntos relacionadas con los derechos de grandes corporaciones. Los jueces escuchan los argumentos y determinan si la evidencia presentada merece un juicio. En casos penales, los jueces pueden determinar si los acusados deben ser encarcelados hasta el juicio o fijar condiciones para que sean puestos en libertad. También autorizan órdenes de allanamiento y de arresto.
 
Los jueces interpretan la ley para determinar cómo procederá un juicio, lo cual es especialmente importante cuando surgen circunstancias fuera de lo común para las cuales no se han establecido procedimientos estándar. Se aseguran de que las audiencias y los juicios sean justos y que se protejan los derechos legales de todas las partes.
 
En juicios donde un jurado decide el veredicto, los jueces instruyen al jurado sobre las leyes aplicables y le indican que deben considerar los hechos de la evidencia. En otros tipos de juicios, son los jueces quienes deciden el veredicto. Un juez que determina culpabilidad en casos penales le puede imponer una sentencia o pena a la parte culpable. En casos civiles, el juez puede otorgar desagravios, como compensación por daños, a la parte que gane el juicio.
 
Algunos jueces, como los de los tribunales de apelaciones, revisan las decisiones y los registros de tribunales de niveles inferiores y toman decisiones basadas en los argumentos escritos y orales de los abogados.
 
Los jueces usan diversas tecnologías, como bases de datos electrónicas y software para organizar sus casos y prepararse para los juicios. En algunos casos, un juez también puede dirigir al personal administrativo.
 
Los siguientes son ejemplos de tipos de jueces, mediadores y oficiales de audiencia:
 
Los jueces, jueces magistrados y magistrados presiden juicios o audiencias. Generalmente trabajan en tribunales locales, estatales y federales.
 
Reciben distintos títulos en los tribunales locales y estatales, como juez municipal, juez del condado, magistrado y juez de paz. Las infracciones de tránsito, delitos menores, casos de reclamos menores y audiencias preliminares constituyen la mayor parte del trabajo de estos jueces.
 
En los tribunales federales y estatales, los jueces de distrito tienen autoridad sobre todos los casos en su jurisdicción. Los jueces de apelación dictan sentencia sobre una cantidad pequeña de casos para los cuales revisan las decisiones de los tribunales inferiores y los argumentos orales y escritos de los abogados.
 
Los oficiales de audiencia, también conocidos como jueces de derecho administrativo o adjudicadores, generalmente trabajan para agencias gubernamentales. Deciden muchos asuntos, por ejemplo, si una persona reúne los requisitos para los beneficios de compensación para trabajadores, o si hubo discriminación en el empleo.
 
Los árbitros, mediadores o conciliadores ayudan a las partes a solucionar disputas fuera de los tribunales. Celebran audiencias privadas y confidenciales, las cuales son menos formales que un juicio en un tribunal.
 
Generalmente los mediadores son abogados o empresarios con experiencia en un campo determinado. Escuchan y deciden disputas entre las partes en calidad de tercero imparcial. Cuando el arbitraje es necesario, si una de las partes no está de acuerdo con la decisión, aún puede llevar el asunto a los tribunales. El arbitraje también puede ser voluntario, en este caso las partes aceptan que la decisión del mediador, sea cual sea, será final y vinculante.
 
Los mediadores son partes neutrales que ayudan las personas a resolver sus disputas. Los mediadores sugieren soluciones, pero no toman decisiones vinculantes. Si las partes no puedan llegar a un acuerdo con la ayuda del mediador, entonces pueden buscar otras opciones.
 
Los conciliadores son similares a los mediadores. Su rol es ayudar a las partes allegar a un acuerdo. Las partes deben decidir por adelantado si las recomendaciones del conciliador serán vinculantes.
 

Ambiente Laboral

Los jueces, mediadores y oficiales de audiencia ocuparon aproximadamente 62,700 empleos en 2010; la mayoría estaban empleados por gobiernos locales, estatales y federales. Algunos mediadores y conciliadores trabajan para gobiernos estatales y locales. Las siguientes industrias emplearon a la mayoría de los jueces, mediadores y oficiales de audiencia en 2010:
 
Gobierno estatal, excluyendo educación y hospitales            36%
Gobiernos locales, excluyendo educación y hospitales             28
Gobierno federal, excluyendo de los servicios postales            7
Servicios profesionales, científicos y técnicos           3
 
Los jueces, mediadores y oficiales de audiencia trabajan la mayor parte del tiempo en oficinas y tribunales. Sus trabajos pueden ser exigentes porque deben estar sentados en la misma posición en el tribunal o en la sala de audiencia durante largos períodos de tiempo y prestar toda su atención al proceso.
 
Los árbitros, mediadores y conciliadores suelen trabajar en oficinas privadas o salas de reunión. Pueden viajar a un lugar neutral, elegido para llevar a cabo las negociaciones.
 
Horarios de Trabajo. La mayoría de los jueces, mediadores y oficiales de audiencia trabajan a tiempo completo, pero muchos dedican tiempo adicional a prepararse para las audiencias. Algunos jueces trabajan a tiempo parcial y dividen su tiempo entre sus responsabilidades judiciales y otras carreras.
 

Cómo hacerse uno

A menudo se requiere que los jueces, jueces magistrados, magistrados y jueces de derecho administrativo cuenten con un título en derecho y experiencia laboral como abogados. Para más información sobre cómo hacerse en abogado consulte el perfil sobre abogados.
 
Además, la mayoría de los jueces y magistrados deben ser nombrados o elegidos a esos puestos, un procedimiento que a menudo requiere apoyo político. Muchos jueces locales y estatales son nombrados por términos fijos renovables de 4 a 14 años. Algunos jueces, como los de los tribunales de apelaciones, tienen nombramientos de por vida. En muchos estados y algunas judicaturas federales, las comisiones de nominación judicial realizan una investigación de los candidatos. Algunos jueces locales y estatales son elegidos por un período específico, normalmente de cuatro años, mediante un proceso electoral.
 
Los árbitros, mediadores y conciliadores adquieren sus habilidades a través de estudios, capacitación o experiencia laboral.
 
Educación. Un título en derecho es necesario para la mayoría de los empleos como juez local, estatal o federal. Generalmente hacerse abogado requiere siete años de estudio a tiempo completo después de la escuela secundaria: cuatro años de estudios universitarios, seguidos por tres años en la carrera de derecho. Los programas de derecho incluyen cursos como derecho constitucional, contratos, derechos de propiedad, procedimiento civil y redacción legal.
 
En algunos estados no es necesario que los jueces de derecho administrativo y otros oficiales de audiencia sean abogados. Sin embargo, los jueces de derecho federal administrativo deben ser abogados y aprobar un examen competitivo de Oficina de Administración de Personal de EE.UU. [U.S. Office of Personnel Management].
 
Para los mediadores, árbitros y conciliadores, la educación es una de las vías. Pueden ingresar a un programa de certificación en resolución de conflictos en una institución de educación superior o universidad, obtener un título de maestría de dos años en resolución de conflictos o manejo de conflictos, o un título de doctorado a través de un programa de cuatro o cinco años. Muchos mediadores son abogados, pero los títulos de maestría en política pública, derecho y campos similares también proporcionan una formación adecuada.
 
Experiencia laboral. La mayoría de los jueces, mediadores y oficiales de audiencia adquieren sus habilidades tras años de experiencia como abogados. Aproximadamente 40 estados permiten a quienes no son abogados ejercer judicaturas con jurisdicción limitada, pero las oportunidades son mejores para quienes cuentan con experiencia legal.
 
Los árbitros, mediadores y conciliadores suelen ser abogados o empresarios con experiencia en un campo específico, como la construcción o los seguros. Deben tener conocimiento sobre ese campo y saber relacionarse con personas de distintas culturas y orígenes.
 
Capacitación. Todos los estados cuentan con algún tipo de orientación para jueces recién elegidos o nombrados. El Centro Judicial Federal [Federal Judicial Center], la Asociación Americana de Abogados [American Bar Association], el Colegio Judicial Nacional [National Judicial College], y el Centro Nacional para Tribunales Estatales [National Center for State Courts] proporcionan educación y capacitación judicial a los jueces y demás personal del sector judicial.
 
Más de la mitad de los estados, así como Puerto Rico, exigen a los jueces que tomen cursos de educación continua mientras desempeñan sus funciones. Los cursos generales y de educación continua pueden durar entre unos pocos días y tres semanas.
 
Hay capacitación para árbitros, mediadores y conciliadores a través de programas independientes de mediación, organizaciones nacionales y locales de mediadores y escuelas postsecundarias. Para ejercer en programas de mediación financiados por el estado o los tribunales, generalmente los mediadores deben cumplir con estándares específicos de experiencia o capacitación, los cuales varían según el estado y el tribunal. La mayoría de los mediadores completa un curso básico de 40 horas y otro de capacitación avanzada de 20 horas. Algunas personas reciben capacitación trabajando como voluntarios en centros comunitarios de mediación, o como co-mediadores junto a mediadores con experiencia.
 

Cualidades Importantes (Perfil del Estudiante)

Habilidades de pensamiento crítico. Los jueces, mediadores y oficiales de audiencias deben aplicar las normas legales. No pueden permitir que sus supuestos personales interfieran con los procedimientos. Por ejemplo, deben basar sus decisiones en el significado específico de la ley cuando evalúan y deciden si una persona es una amenaza y debe ir a la cárcel.
 
Toma de decisiones. Los jueces, mediadores y oficiales de audiencia deben ser capaces de sopesar los hechos, aplicar la ley o las normas y tomar una decisión relativamente rápida.
 
Habilidades para escuchar. Los jueces, mediadores y oficiales de audiencia deben prestar mucha atención a lo que se dice para evaluar la información.
 
Comprensión de escritura. Los jueces, mediadores y oficiales de audiencia deben ser capaces de evaluar y distinguir los hechos importantes entre grandes cantidades de información compleja.
 
Habilidades de redacción. Los jueces, mediadores y oficiales de audiencia escriben recomendaciones o decisiones sobre apelaciones o disputas. Deben ser capaces de escribir claramente para que todas las partes comprendan la decisión.
 

Perspectivas Laborales

Se proyecta que el empleo de los jueces, mediadores y oficiales de audiencias aumentará un 7 por ciento entre 2010 y 2020, más lento que el promedio para todas las ocupaciones. Se estima que la cantidad de judicaturas federales y estatales no cambiará mucho ya que casi todos los puestos nuevos deben ser autorizados y aprobados por la legislatura.
 
Se proyecta que las restricciones presupuestarias en los gobiernos locales, estatales y federales limitarán el aumento de empleos para jueces, magistrados y jueces de derecho administrativo, a pesar de la necesidad continua por estos trabajadores para resolver disputas.
 
El arbitraje y otras alternativas al litigio suelen ser más rápidos y baratos que ir a juicio. Sin embargo, se proyecta que el aumento en la cantidad de empleos para árbitros, mediadores y conciliadores será moderado. Esto se debe principalmente a que las partes suelen optar por procedimientos en tribunales o intentan resolver el problema por sí mismas, sin jueces ni mediadores.
 
Oportunidades de Empleo. El prestigio del cargo de juez garantizará competencia continua por esos puestos. La mayoría de las vacantes serán un resultado de jueces, mediadores y oficiales de audiencia que dejen sus ocupaciones porque se jubilen, se dediquen a la enseñanza o finalicen sus mandatos.
 
Como sucede en el caso de los jueces, la rotación es baja en el caso de los árbitros, mediadores y conciliadores, por lo que las oportunidades pueden ser limitadas. Quienes se especializan en una o más áreas de arbitraje, mediación o conciliación tendrían mejores oportunidades de empleo.
 

Salario

La mediana salarial anual de los jueces, mediadores y oficiales de audiencia en USA fue $91,880 en mayo de 2010.
 
Cita de la Fuente:
Oficina de Estadísticas Laborales, U.S. Department of Labor, Occupational Outlook Handbook en Español (OOH), Edición 2012-13, Jueces, Mediadores y Oficiales de Audiencia, en Internet http://www.bls.gov/es/ooh/legal/judges-mediators-and-hearing-officers.htm (visitado 11\18\2014).