Historia

De que trata esta carrera o profesión

La carrera de Historia es una licenciatura del área de Humanidades, con una duración de cuatro años a cinco años.

Los estudiantes de Historia son los rastreadores del pasado, los que indagan en las raíces del tiempo y el hombre para saber cómo vivió y cuál fue su evolución en el arte, las guerras, la política, la sociedad, la cultura, la civilización, la relación entre los pueblos, la economía de las diferentes épocas o en los diversos movimientos artísticos, sociales o revolucionarios.

Los profesionales de Historia dominan todo lo concerniente a la civilización del hombre, desde los tiempos más remotos hasta la época actual. Han de relacionar los hechos históricos entre sí, a través del arte, la numismática, los textos literarios, el lenguaje oral y escrito, las leyendas y tradiciones, la política, las religiones y todos los acontecimientos que configuran la vida de la Humanidad y su cultura. Estos conocimientos proporcionan a los estudiantes una base histórica y cultural amplia y una formación humanística imprescindible para los que desean comprender lo que está ocurriendo en el presente.

Los principales problemas a los que se han de enfrentar en estos momentos los alumnos de historia se concretan en tres puntos: masificación en las aulas, falta de prácticas y escasas oportunidades laborales.

Qué perfil deben tener estos estudiantes

Sólida cultura humanística; vocacional; Hábil analista; sensibilidad social; espíritu crítico; gusto por la lectura; capacidad de atención y percepción; respeto por los usos y costumbres sociales; observador; tranquilo; reflexivo; extrovertido; buen comunicador; buena memoria; interés por las cuestiones humanas; gusto por la enseñanza, preocupación por la cultura y la historia; búsqueda del sentido de las cosas.

Qué perspectivas pueden tener estos profesionales

Las oportunidades profesionales se centran, fundamentalmente, en la enseñanza. En este caso, es habitual que los profesores de Historia impartan clases no sólo de Historia, sino también de Geografía y de Arte. El Historiador tiene un amplio campo profesional en el mundo editorial, centros de información y publicaciones, oficinas de información y turismo, así como en museos, bibliotecas, archivos y gestión y conservación del patrimonio histórico, donde realiza una labor de investigación histórica y sociológica. Otra posible opción es la carrera diplomática, ya que para el acceso al mundo de las relaciones internacionales es imprescindible una sólida formación histórica.

El desempleo es elevado. Se estima que en las últimas promociones de titulados universitarios el desempleo puede superar el 50 por ciento, considerando únicamente los trabajos ajustados a estos estudios. En muchos casos, gracias a la sólida formación humanística que imprime esta licenciatura, acaban realizando actividades que poco o nada tienen que ver con la carrera.

Las funciones que usualmente desempeñan

Docencia en centros públicos y privados, crítica literaria y textual, corrección de textos, corrector literario en editoriales, asesor en editoriales, colaborador en periódicos, producción literaria, organización en archivos y bibliotecas, gestión y conservación el patrimonio histórico y cultural, investigación histórica y sociológica, carrera diplomática, archivística y documentación, bibliotecario, asesor cultural externo, guía turístico, monitor de tiempo libre.

Los sectores donde labora

Centros de enseñanza; editoriales; medios de comunicación, principalmente escritos, aunque también radio y televisión; academias privadas; fundaciones culturales; bibliotecas; servicios de publicaciones; centros de educación permanente; centros de educación de adultos; centros de educación especial; centros de información, oficinas de información y turismo, museos.